Proceso Constituyente fue debatido en Primer Cabildo UCN – Barrio Guayacán

11

Mayor acceso a beneficios sociales y participación ciudadana permanente fueron temas de consenso.

A través de una metodología de trabajo grupal, unas 50 personas entre dirigentes vecinales de Guayacán, más profesores, funcionarios y estudiantes de la Universidad Católica del Norte (UCN) sede Coquimbo, analizaron (7/12) los posibles escenarios que se pueden dar a partir del proceso Constituyente, destacando la necesidad de dar prioridad a los beneficios sociales en igualdad de condiciones y a la participación ciudadana permanente en la toma de decisiones.

La actividad fue organizada por la Vicerrectoría de Sede para la comunidad universitaria y los vecinos del sector donde se emplaza nuestra casa de estudios. Con ayuda del Instituto de Políticas Públicas (IPP), y profesores de distintas Facultades y Escuelas, los asistentes se congregaron en el Salón Auditorio del Campus Guayacán y se dividieron en grupos para abordar las movilizaciones sociales, así como la importancia que reviste la redacción de una nueva Carta Magna.

En ese sentido, la Vicerrectora de Sede, Elvira Badilla Poblete, agradeció a los representantes vecinales por estar presentes, además recordó la importancia de este momento histórico. “Nadie puede quedar fuera del proceso constituyente, por eso la universidad promueve este tipo de espacios”

Difundir la metodología participativa

El Dr. Kamel Cazor, director de la Escuela de Derecho, comenzó la jornada con una exposición sobre el Proceso Constituyente y lo que implica a mediano plazo para el país. También comentó que todo lo que se debata en torno a la Constitución después del plebiscito, debe ser del conocimiento ciudadano.

“Este es un momento crucial, creo que nosotros tenemos que ver la posibilidad de promover listas. ¿Por qué tienen que ser los partidos políticos solamente los que decidan? Este cabildo es un ejercicio muy importante para que esto salga adelante”, agregó.

Por su parte Luis Moncayo, director del IPP y Secretario de Vinculación con el Medio, recalcó que a partir de los diálogos que al interior de cada universidad se han realizado a propósito de los últimos acontecimientos, desde el Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCh) se extendió una invitación para abrir estos espacios a la comunidad.

“La UCN ha estimado necesario y conveniente iniciar estas jornadas que hemos llamado cabildos, partiendo con lo más inmediato que es el pueblo de Guayacán, del cual nosotros como institución somos vecinos”, dijo.

Para ello, se facilitó una metodología de trabajo grupal con un papelógrafo para que cada grupo respondiera de manera conjunta a cuatro preguntas: ¿Qué valores debería promover una nueva Constitución?; ¿Qué temas debería ser tratados dentro de una nueva Constitución?; ¿Cómo nuestras opiniones pueden incidir en la toma de decisiones? ¿Qué acciones ciudadanas podemos realizar?

Conclusiones de la jornada

Equidad, transparencia, más participación ciudadana o mejor acceso a salud y educación, fueron cuestiones que los grupos destacaron y consideran que deberían ser parte fundamental de la nueva Constitución chilena.

Marcelino Rojas, de la junta de vecinos José Urmeneta, comentó que desde su mesa de trabajo se conversó la necesidad de que en Chile se pueda vivir de manera más digna al resguardar el patrimonio nacional.

“(…) Nacionalizar nuestras empresas básicas para que hayan más recursos en el país es una de las propuestas. También hace falta gobernanza constitucional vinculante, empoderar a las organizaciones sociales, promover la creación de obras y una participación ciudadana permanente y sostenida en el tiempo”, sostuvo.

En tanto, Diego Zepeda y Pablo Álvarez, egresados de la Escuela de Derecho UCN y quienes vieron la convocatoria al cabildo por las redes sociales, expresaron su satisfacción de asistir a actividades que invitan al debate.

“Me animó a venir un sentir de deber ciudadano. Creo que la población y sobre todo de mi generación estuvo muy pasiva al respecto, somos parte del problema porque tuvimos desidia en su tiempo en votar, en informarnos bien y en tomar decisiones para luego hacernos cargo. Por eso es importante que la gente joven se interese en estos temas país y que vengan a este tipo de instancias donde se hace un intercambio de ideas muy bueno, se culturiza a la gente que tal vez por las situaciones que ha tenido que vivir no ha tenido acceso a estos conocimientos que nosotros de manera privilegiada sí hemos tenido en la universidad”, indicó Zepeda.

Finalmente, a juicio del joven Pablo Álvarez, la universidad tiene un deber con la comunidad de realizar este tipo de actividades para educar, dialogar y llegar a acuerdos como ciudadanía.

“En mi momento como estudiante fui presidente del Centro de Estudiantes de la Carrera de Derecho y tratamos de promover instancias de discusión con encuentros entre alumnos e invitados especiales. La idea es cumplir con esa función que le es propia a todas las universidades de delegar el conocimiento, más allá de lo que pueda pensar cada uno”, añadió.

Periodista: Johana Fernández