Gobernanza de Recursos Hídricos: necesidad de cambio institucional

370

Entrevista a Guillermo Donoso, Académico de la PUC

Guillermo

Científicos y especialistas de primer nivel fueron los encargados de exponer en la jornada, que formó parte del tercer foro de discusión del “Proyecto Recomendaciones y Líneas de Acción para la Promoción y Difusión del Uso de Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y Diversificación de la Matriz Hídrica de Antofagasta”, realizado el pasado 28 de agosto.

Esta iniciativa, organizada por nuestra la Universidad Católica del Norte, a través de su Instituto de Políticas Públicas (IPP), tuvo como expositor al Dr. Guillermo Donoso Harris, académico del Departamento de Economía Agraria de la Pontificia Universidad Católica de Chile y experto asesor del Banco Mundial en Gobernanza de Recursos Hídricos, quien explicó que en la actualidad en Chile existen 43 instituciones que trabajan en el sector público relacionadas con el agua, con un total de 110 funciones que deben cumplir.

El Dr. Donoso presentó una evaluación de desempeño de las instituciones que  general ha sido de mediana a baja, no por un problema de diseño propiamente tal, sino más bien por presupuesto y capacidad de recursos humanos”, según  argumentó.

En la ocasión conversamos con el académico sobre los resultados del estudio que llamado  “Gobernanza de las Aguas en Chile, Desafíos y Medidas Propuestas de Mejora”.

¿En qué consiste el estudio que presentó?

El estudio es un análisis  de la institucionalidad pública-privada, la gestión del  agua a nivel nacional donde evaluamos el desempeño de las dos; la institucionalidad pública y privada con el fin de analizar dónde están los problemas, que se derivan en síntomas que vemos en la gestión y en base a ese aprendizaje, generar propuestas factibles de mejoras.

¿Cuáles fueron las principales conclusiones?

En general tenemos una muy alta participación  de diversas instituciones, son 43 que tienen  un número muy amplio de funciones, lo cual nos ha llevado a superposiciones, falta de coordinación, algunas de las iniciativas llegan a ser contradictorias, lo cual dificulta el logro  de los objetivos de una gestión integrada, gestión sustentable. El desempeño en general de la institucionalidad pública es media baja, que se debe principalmente a este gran  número de instituciones, pero en particular a una falta de presupuesto que  limita las capacidades reales  de las instituciones a cumplir  con lo que deben hacer. En base a eso, surgieron varias recomendaciones.

Dentro  de las recomendaciones mencionó algunas como el Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, Subsecretaria de Recursos  Hídricos y Agencia Nacional de Agua.

Respecto al Consejo de Sustentabilidad de los Ministros; es una institucionalidad que hoy existe, motivada en la nueva Ley Ambiental que  tiene dentro de sus funciones la coordinación  de todas las políticas asociadas a recursos naturales, entonces dada la falta de coordinación horizontal de que las políticas sean consistentes, de que se logren las sinergias de las instituciones públicas, asegurarnos que  el Consejo de Ministros adopte y apropia esa función, sería un avance muy sustancial.

La segunda visión  del análisis de desempeño es que tenemos una baja estatura política, es decir, cuando por ejemplo en el Ministerio de Obras Públicas, que a Dirección de Obras Públicas que maneja un presupuesto muy significativo y la Dirección General de Aguas que no alcanza ni a un tercio de ese presupuesto, tiene un poco relevancia en el debate, entonces una de las visiones es que tenemos que fortaleces su capacidad de estar  en el debate y a una altura que  le de mayores probabilidades de logro de sus objetivos. Para esto se ha pensado  en dos posibles instituciones; uno es una Subsecretaria de Recursos Hídricos, y otra alternativa   es una Agencia Nacional del Agua.

Dentro de lo que es nuestro marco normativo, es más factible y más fácil, pasar a una Subsecretaria de Recursos Hídricos. Eso tiene una ventaja porque se logra la estatura política, se puedes articular mejor distintas iniciativas. Alternativamente sería bueno generar una Agencia Nacional del Agua, la que sería autónoma, tipo Banco Central, que como gran ventaja sobre las otras Subsecretarías es que no está amarrada a las coyunturas prioritarias de los gobiernos actuales y se podrían generar políticas más del largo plazo, sin embargo, no es una institucionalidad que nosotros en el país tengamos, por lo tanto, la factibilidad pasa por un cambio institucional profundo y eso es algo que tenemos que evaluar.