3er Encuentro de ciudades y regiones mineras de la OCDE

101

Antecedentes

Las regiones con una amplia presencia de industrias mineras y extractivas hacen una contribución importante al desarrollo económico de muchos países miembros de la OCDE (Australia, Canadá, Chile, Finlandia, México, y los Estados Unidos). Las regiones mineras también contribuyen al desarrollo económico de los países que trabajan de cerca con la OCDE en temas de desarrollo regional (Colombia, Kazajistán y Perú). Las regiones mineras tienen el potencial de atraer inversión y aumentar la productividad, lo cual es necesario para poder dar respuesta a la demanda global de minerales, metales, petróleo y gas. Para poder explotar este potencial en su totalidad, las políticas públicas que se centran en el bienestar, el equilibrio medioambiental y la diversificación económica de las regiones y ciudades mineras son fundamentales.

Los desafíos y oportunidades que presenta la especialización en industrias mineras y extractivas tienden a amplificarse a nivel regional. Existen variaciones en cómo estos impactos afectan diferentes áreas rurales y urbanas en una región. La experiencia internacional muestra que la industria minera tiene un gran potencial para apoyar procesos de desarrollo a largo plazo si se trabaja en base a un grupo de desafíos que incluyen: dificultades para diversificar las economías regionales y gestionar los impactos ambientales; gestionar problemáticas sociales relacionadas con la mano de obra minera; y combatir las inequidades crecientes. El trabajo de la OCDE en cuanto al desarrollo regional está diseñado para apoyar a las regiones y los gobiernos nacionales para implementar políticas que busquen enfrentar estos desafíos de manera integral y, adicionalmente, proveer una plataforma para el intercambio de conocimiento y experiencias entre ciudades y regiones mineras.

Objetivos del proyecto:

La Red de Ciudades y Regiones Mineras se guía por tres objetivos:

  1. Generar un marco de referencia para la industria minera, los gobiernos nacional y sub-nacional, y las organizaciones no gubernamentales para cooperar mutuamente en la tarea de buscar soluciones a los desafíos relacionados con la minería, las industrias extractivas y el desarrollo regional.
  2. Producir una serie de publicaciones que entreguen recomendaciones específicas para las regiones y apoyo para la implementación, así como un paquete de herramientas global (evaluación comparativa y guías, indicadores e información, y buenas prácticas) para apoyar la implementación de mejores políticas regionales en países con un contexto minero y extractivo.
  3. Desarrollar una plataforma global para las ciudades y regiones mineras a través de eventos y revisión de pares que permita compartir conocimiento, apoyo mutuo y diálogo entre los sectores público, privado, y las comunidades locales para mejorar las políticas que impulsen la productividad y el bienestar regional.

La participación en el proyecto está abierta a los representantes del sector público, de la industria minera, de las organizaciones educativas y no gubernamentales, y expertos en la materia que tengan interés en las regiones especializadas en la minería y las industrias extractivas.

Las regiones y ciudades mineras enfrentan desafíos regionales para su desarrollo muy particulares, y este proyecto va a enlazar a los actores clave entre ellos, junto con la expertise de la OCDE en desarrollo regional y rural, el sector minero, el transporte y la logística, el capital humano, el medio ambiente y otras áreas relevantes para las políticas públicas.

Luego de la reunión inaugural en Antofagasta, Chile en 2017, y del segundo encuentro de Regiones y Ciudades Mineras de la OCDE celebrado en la ciudad de Darwin, Australia, en noviembre de 2018, seguirá el evento en Skelleftea, Suecia, en Junio de 2019. El encuentro forma parte de la iniciativa de la OCDE ya mencionada, y se constituye como un espacio que permite a las regiones y ciudades mineras compartir lecciones, identificar buenas prácticas y aumentar la productividad y el bienestar en torno a cuatro temas principales:

• Productividad y diversificación: políticas que potencian el crecimiento sostenible a largo plazo de las ciudades y regiones, en un contexto de minería y extracción.

• Calidad de vida y bienestar: políticas para mejorar la calidad de vida y abordar los desafíos de crecimiento inclusivo que afectan a las regiones y ciudades con un alto grado de dependencia de las industrias extractivas y mineras.

• Nuevos modelos de asociación entre el sector privado y las comunidades locales: buenas prácticas que fomentan la distribución equitativa de los beneficios (inclusión de las comunidades indígenas), y ayuda a crear y mantener una licencia social para operar a nivel regional y local.

• Gobernanza subnacional y acuerdos fiscales: buenas prácticas que abordan las complejas relaciones entre los gobiernos nacionales y subnacionales, la industria minera y las partes interesadas de la comunidad en relación con las cuestiones del desarrollo económico y el bienestar.

La reunión en SUECIA incluirá un enfoque especial en desarrollo regional en el Ártico, así como el fortalecimiento de la calidad de vida en las regiones y ciudades con una especialización en la minería y los recursos naturales. Esto incluye cómo las regiones y ciudades pueden aprovechar la transición a economías de bajas emisiones de gases de invernadero y resilientes al clima, y atraer, retener y desarrollar mano de obra calificada. Adicionalmente se realizará un taller en la preconferencia en Junio 11 en asociación con las Regiones Mineras y Metalúrgicas de la Unión Europea (MIREU) para que asistan en la implementación de esta iniciativa.

En representación de la Región de Antofagasta, asistirán:

  • Fernando Cortez, Gerente General de la AIA
  • Andrés Letelier, Director del programa CREO Antofagasta
  • Raúl Jiménez, Vicerrector Académico de la UCN
  • Cristian Rodríguez, Director del Instituto de Políticas Públicas de la U

www.oecd.org/cfe/regional-policy/mining-regions.htm