Esto mediante la iniciativa ejecutada por la Universidad Católica del Norte (UCN), a través del Instituto de Políticas Públicas (IPP), y que cuenta con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Por Camila Estay

El cooperativismo es una forma de organización que permite potenciar tanto la producción, distribución y comercialización de productos, generando un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles, y el desarrollo de los territorios locales.

Por ello, a través de este proyecto de consultorías se busca fomentar el desarrollo de la Economía Social en la región, a través de la co-elaboración de planes de negocios e identificación de brechas para el fortalecimiento en agronegocios de cooperativas silvoagropecuarias de la Región de Coquimbo.

En la iniciativa participan ocho cooperativas previamente seleccionadas de las provincias del Choapa, Elqui y Limarí: Cooperativa Vinos del Choapa, Nocedales del Choapa, Huentelauquén, Agrícola Agropecuarios de Canela, Cooperativa Campesina Tulahuén, Campesina Westermeier, Agrícola Ajial de Quiles, Agropecuaria Apiqueen de Monte Patria.

En relación a la participación de los miembros de las cooperativas, el director ejecutivo de la Fundación para la
Innovación Agraria (FIA), Álvaro Eyzaguirre, destaca la importancia de que exista una participación activa por parte de ellos para obtener planes de negocios exitosos.

“El objetivo es que las cooperativas participen activamente con los equipos en terreno, que opinen, comenten y compartan la misión que tienen como cooperativa y de esa manera puedan recoger esa información y se pueda generar un plan de negocios que les haga sentido. Como Fundación siempre señalamos que la innovación es clave para enfrentar los desafíos, y en este caso la asociatividad se convierte en un encadenamiento virtuoso que busca agregar valor a todos los involucrados y es que las alianzas productivas son la clave para que los productores más pequeños tengan mayores oportunidades de crecimiento”, señaló el director ejecutivo de FIA.

Marcelo Olivares, Director Alterno del Instituto de Políticas Públicas (IPP) UCN Coquimbo, valoró el aporte que va a generar el proyecto, más aún, teniendo en cuenta el trabajo que vienen desarrollando en relación a la Economía Social.

“Para nosotros como Instituto de Políticas Públicas es muy relevante identificar necesidades y ser un aporte al desarrollo del territorio, y en este caso dar continuidad a nuestro trabajo en economía social con las cooperativas de la región, aportando en el desarrollo de nuevas formas de organización y negocios que permitan avanzar hacia formas más resilientes y sostenibles de desarrollo”, declaró Olivares.

Si bien, la formulación de planes de negocios para las ocho cooperativas seleccionadas es una de las principales acciones que consolidan la base de esta iniciativa, al mismo tiempo, se contempla una etapa inicial enfocada en capacitar a los miembros y directivos de cooperativas en conceptos relacionados con los planes de negocios.

Así lo señala Natalia Sandoval, académica del IPP y coordinadora del proyecto, quien plantea la importancia de que en primera instancia se pueda dotar a los participantes de ciertas competencias en el área de desarrollo de planes de negocios considerando aspectos generales y empleando herramientas de análisis pertinentes a la orgánica de las cooperativas, como por ejemplo el “CanvasCoop” donde se incorpora la dimensión organizacional societaria en el análisis del modelo de negocio.

“Estos talleres permitirán que los participantes comprendan cómo se estructura un plan de negocios cooperativo, cuáles son los principales aspectos que se deben considerar, cómo se elaboran los distintos cuerpos que contiene un plan de negocios y dónde deberían poner foco para poder tener un plan de negocios con enfoque estratégico”, afirmó Natalia.

Posterior a la construcción colectiva de estos planes, otra de las etapas relevantes que se destacan dentro de las consultorías, es la realización de un análisis detallado de las brechas comunes que se puedan identificar entre las cooperativas, lo cual permitirá elaborar propuestas de planes de trabajo enfocados en abordar estas brechas.

“Dentro de este trabajo se considera además, la identificación y análisis de aquellos desafíos que son comunes de las cooperativas, con el fin de poder construir de manera conjunta insumos adicionales que permitan al FIA operacionalizar su trabajo o direccionar los esfuerzos que están haciendo en torno a la innovación agraria, en particular con las cooperativas”, destacó Olivares.

Beneficiarios

Por su parte, Rubén Godoy, administrador de la Cooperativa Vineros del Choapa, valoró la iniciativa, afirmando que, el poder elaborar un plan de negocios particular para la agrupación “es una ruta clave para conseguir el éxito en toda organización con una mirada empresarial”, agregando que estas asesorías les permitirán contar con “un orden administrativo de la cooperativa, además de tener una mirada a largo plazo de la organización”.

Finalmente, entre las principales expectativas que esperan cumplir con el desarrollo de estas consultorías, es que, en el corto plazo, cuando las cooperativas ya tengan sus planes de negocios elaborados e identificados los beneficios colectivos e individuales, “se espera que la cooperativa pueda presentarse a algún fondo concursable o solicitar un crédito, como también puedan iniciar o reforzar el negocio que fue analizado”, recalcó Natalia.

 

Artículo anteriorLa transformación de las Universidades y comunidades sería uno de los desafíos de las IES
Artículo siguiente“La migración bien gestionada con una adecuada Gobernanza migratoria es un impulsor del desarrollo”