Proyectos de traspaso de agua a la zona norte no serían factibles en el corto plazo

328

agua- norte

Desde la Región de Antogasta hasta Coquimbo el potencial de infraestructura de regulación se encuentra copado casi en su totalidad. El sector más castigado por la escasez de agua en la zona resulta, sin duda, la industria agrosilvícola.

Para dar énfasis, en especial, a este sector, la opción de trasladar agua de la zona centro-sur al norte podría resultar poco factible en costos, pero sería la vía que inyectaría más metros cúbicos por segundo a la zonas afectadas.

Todos los estudios de esta naturaleza han partido del interés de privados por dar a conocer sus opciones a las autoridades. Entre los proyectos contemplados se encuentra el plan de trasapo de agua por vía terrestre, un segundo por vía marina, un tercer transporte por barco y otra iniciativa que contempla el arrastre de bolsas de agua mediante buques, un proyecto que fue descartado por la Fundación Chile por lo elevado de sus costos.

Ulrike Broschek, experta en la materia del organismo, explica que si bien ellos no han podido medir los costos de los dos grandes proyectos de transporte (marino y terrestre), se podría esperar que éstos fueran similares a los expuestos por las desaladoras, tal como los interesados señalan. Cree, además, que una opción factible pasaría por complementar varias de estos proyectos en el camino.

“Las bolsas de agua podrían ser usadas para transportar agua en épocas de verano a la zona centro. La carretera hídrica puede ser una opción de largo plazo”, puntualiza.

Juan Eduardo Saldivia, ex subsecretario de Obras Públicas en la primera administración de Bachelet, considera que ambos proyectos son “muy buenas ideas, pero les falta varios años de desarrollo de ingeniería y de costeo”. y agrega que “en principio son carísimos y no han solucionado quién paga esos proyectos porque no se sabe a quiénes van a beneficiar”, advierte. “Para la minería y el consumo humano que tienen niveles mucho menores de consumo, la opción son las desaladoras, pero para la agricultura no existe ninguna respuesta”, sostiene.

Félix Begliolo, presidente del comité de dirección de Vía Marina, la empresa francesa que presentó el proyecto Aquatacama, que propone trasladar el recurso a través de tuberías submarinas de agua desde las desembocaduras de los ríos en la zona centro sur de, explica que si bien en 2012 el ex ministro de Obras Públicas Laurence Golborne recibió con interés el proyecto, en la actualidad se encuentra en conversaciones. Begliolo señala que las variantes que proponen oscilan entre un traspaso de 5m3/segundo hasta 60m3/segundo.

Por su parte, Raimundo Varas, socio de Recurso Agua, la empresa que ha propuesto trasladar el agua desde la zona de Palena, en la Región de Aysén, para comercializarla a las grandes mineras en el norte del país, explica que podrían iniciar con una inversión de 
US$ 1.000 millones a partir de seis meses y podrían aportar 1.500 m3/segundo.

PIB del norte subiría 46% con demanda de 50 metros cúbicos por segundo

La Comisión Nacional de Riego (CNR) ha estimado la demanda de agua que requeriría la zona para impulsar el sector agrícola.
El estudio realizado en conjunto con la Universidad de Chile, logró determinar cuál sería la demanda potencial para una superficie de nuevo riego potencial de 100.000 hectáreas en las principales cuencas entre las regiones de Arica y Parinacota y Valparaíso. Se concluyó que para obtener una expansión agrícola equivalente a 228.550,22 hectáreas entre estas regiones, representaría una demanda de 92,50 metros cúbicos por segundo, explica Patricio Grez, secretario ejecutivo de la CNR. Por su parte, Nicolás Jadue, investigador de la Universidad Mayor cuantificó los efectos de realizar un abastecimiento hídrico adicional de 50 metros cúbicos por segundo (1.577 millones de metros cúbicos al año) en las regiones del norte, donde se concentra el 80% de la producción minera, mientras que el riego representa solo el 10% de las hectáreas cultivables del país y genera una cifra cercana al 12% del total de exportaciones del sector agro-pecuario- silvícola.
Con ese traspaso adicional, el PIB en dichas regiones podría crecer un 46%. El mayor beneficiado sería el sector agro-silvícola, que anotaría un crecimiento del 119% en su producto. Para el resto del país el PIB total podría aumentar en un 10% inducido por los proyectos de desarrollo productivo que podrían potenciarse.
Además, el protencial de crecimiento de algunos proyectos de desarrollo podrían incrementarse en un 131% en la zona de Atacama y un 77% en Tarapacá, lo que da una primera aproximación de un valor social del agua equivalente a US$ 23 por metro cúbico valor que se compara con los costos de las alternativas de abastecimiento de nuevas fuentes de agua, desalación y carretera hídrica, que oscilan alrededor de US$ 1,0 a US$ 2,0 el metro cúbico.

 

Fuente: www.df.cl