FMI rebaja su estimación de crecimiento para Chile a 2,1% durante este año

249

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó su estimación de crecimiento para Chile durante 2016 y la ubicó en 2,1%, en su primer informe de Panorama Económico Mundial lanzado hoy. En su última edición de octubre, la institución anticipó una expansión de 2,5% para nuestra economía este año.

Para el año pasado, en tanto, la entidad redujo, por quinta vez consecutiva, sus expectativas de crecimiento, hasta 2,1%, ya que en el informe de octubre de 2014 el FMI proyectó un 3,3%, que bajó a un 2,8% en enero, a un 2,7% en abril, a un 2,5% en julio pasado y a 2,3% en octubre.

El artículo titulado «América Latina y el Caribe en 2016: Ajustándose a una realidad más dura» comienza dejando de manifiesto: «El comienzo de 2016 ha sido difícil, como lo demuestran los recientes estallidos de volatilidad financiera, consecuencia de la incertidumbre acerca de la desaceleración económica en China, la caída de los precios de las materias primas y las divergentes políticas monetarias aplicadas por las economías avanzadas», refiriéndose a las perspectivas y retos para las economías de América Latina en 2016.

En concreto sobre el cono sur, el informe señala que tanto Chile, como Colombia y Perú «continúan un proceso de ajuste relativamente ordenado, en donde la combinación de políticas económicas (grandes depreciaciones del tipo de cambio, consolidación fiscal paulatina y políticas monetarias acomodaticias) ha evitado una contracción económica».

Asimismo, el FMI indica que las bases para el crecimiento permanecen firmes, entre ellas, «marcos de políticas sólidos, instituciones creíbles, mercados financiero sólidos y costos favorables de endeudamiento externo». Sin embargo, la institución prevé que el crecimiento potencial sea menor debido a que la transición hacia fuentes de crecimiento más diversas probablemente llevará tiempo.

América Latina y el Caribe 

A nivel regional, las expectativas de crecimiento son pesimistas, con un retroceso de 0,3% tanto en 2015 como en 2016.

Además, la entidad sostiene que la recesión regional «oculta el hecho de que la mayoría de los países continúa creciendo, en forma moderada pero indudable». En particular se explica, la situación específica de cada país determina la interacción entre los schocks externos y los fundamentos internos de la economía.

Entonces, «mientras que los países con sólidos marcos de política económica han venido ajustándose a los schocks externos en forma suave, aquellos cuyos fundamentos internos son más débiles están experimentando una caída significativa».

Por lo tanto, y considerando que el crecimiento se mantendrá débil en el mediano plazo, el FMI subrayó la importancia de resolver los retos internos, especialmente a los países para los cuales proyectó un crecimiento negativo, como lo fue el caso de Argentina, Brasil, Ecuador y Venezuela.

Imagen foto_00000007

 

Fuente: https://www.df.cl